Un lavadero especialmente alegre

Inocentemente fuimos a lavar la ropa al único lavadero de Chos Malal, y cuando entramos, conocimos a Rosa y a Irma, y detrás de ellas a un grupo de chicos especiales, MUY especiales. No dejan de reírse, de hacer chistes, de cargarse entre ellos, imposible dejarlo pasar. Así que preguntamos un poco más, y nos contaron cómo empezó este proyecto de integración. Hace 17 años, en el ´95, un grupo de familias cuyos hijos que asistían a la Escuela Especial Nro. 11, quisieron estimular aún más esos esfuerzos conseguidos a través de los años, y crearon un lavadero de ropa, “El Globo Azul”, dándoles así una salida laboral. A cargo del mismo está Rosa hace 17 años, e Irma hace 8; quienes ya habían trabajado en la Escuela, y se sumaron a este proyecto.

Al entrar al lavadero primero nos inunda un riquísimo olor a limpio, y después escuchamos risas, y al espiar para atrás, vemos al grupo que está ansioso por conocernos. Uno por uno nos fueron explicando las tareas que realizan de “8 a 14hs”, (Ejem!, porque la puntualidad es un tema que les cuesta a varios!)

Rosa e Irma con todo el amor del mundo les enseñan a cuidar la ropa, a separar y elegir cuales son delicadas y como lavar cada una, según corresponda con cepillo, camellito, a mano o lavarropas. Y si por accidente se rompe o quema una prenda deben pagarla. Así aprenden también el valor del dinero y como cuidarlo, ahorrar y comprarse elementos necesarios y duraderos. Si ellas ven que sus zapatillas ya no tienen arreglo, los alientan a ahorrar y los acompañan a comprárselas, usando bien el dinero que ganan. Les fomentan que se vayan armando “sus cosas”: una cama con colchón cómodo, sábanas y la ropa necesaria, para que no les desaparezca el sueldo en el primer kiosco que cruzan. También saben que si llegan tarde, de mal humor o sin ganas de trabajar, deben quedarse después de hora con ellas para compensar o quizás se les descuente el día. Y todas estas “lecciones” explicadas con un amor que se respira; no nos lo contaron, lo vimos. Besos, abrazos, risas y cargadas; salimos llenos de energía, riéndonos, con el corazón lleno y contento. Lo mismo les pasa a todos ellos, disfrutan cada día venir a trabajar; y especialmente a Rosa e Irma las ayudó a mirar con otros ojos sus propias vidas, y superar situaciones difíciles gracias a esta inyección de vida diaria.

Nos acordamos de ellos cada día que sacamos una remera limpia y huele a rico, y queremos compartirlo con ustedes en estos videitos. Ríanse con nosotros! http://youtu.be/JOnxJ3L7Ei0  –  http://youtu.be/ln2lczAYStg –  http://youtu.be/pRW_z-HW0ls  –   http://youtu.be/6BCZEBg19Pk

Gracias Irma, Rosa, Martita, Walter, Ale, Natalia, Jorge, Pedro, Dani, y todos los colaboradores del Lavadero El Globo Azul!

Anuncios

4 pensamientos en “Un lavadero especialmente alegre

  1. Pingback: Recalculando… | COMPARTIENDO AMERICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s