“El Quijote de la Cordillera”

Así lo conocen del otro lado de los Andes a Mauricio Alarcón Vidal. Los funcionarios de la aduana nos hablaron de él ni bien les contamos nuestro proyecto. Mauricio sube a la cordillera a visitar las casas de la zona más humilde de la región y la segunda más pobre del país. En seguida los 3 oficiales movilizaron a los carabineros y nos consiguieron los datos del Quijote. No solo eso, sino que lo llamaron y él mismo dijo que nos esperaba en su casa; así que emprendimos la bajada de la cordillera por el ripio sinuoso rápidamente para verlo. Llegamos a su casa en la noche de un viernes, y nos recibió con una sonrisa sin entender mucho quienes éramos, pero con un corazón abierto para charlar y conocernos. En seguida nos preparó un mate, con dibujo de Buenos Aires y su tango, como bienvenida, y así sin darnos cuenta se pasaron 2 horas de charla contándonos cómo comenzó hace 11 años, con tan solo 22, a conocer toda esta gente que vive humildemente en la montaña, aislados y olvidados. Sigue leyendo